Colabore con PsicoMundo, y obtenga sus contraseñas de acceso universal a todas las areas de PsicoMundo (revistas, seminarios, etc.)
Biografía de Sandor Ferenczi

"Hungría, tan íntimamente enlazada a Austria desde el punto de vista geográfico como ajeno a ella científicamente, no nos ha aportado hasta ahora más que un solo colaborador: S. Ferenczi; pero tal, que vale por una asociación entera"
(Freud, 1914, p. 1911).

Nació en Budapest en 1873. Fue el quinto de once hermanos, hijos de un padre librero y editor que moriría durante su adolescencia. En esta época Sandor, que había nacido en un hogar donde los libros y la música estaban presentes, se interesaba por la poesía y la hipnosis.

Estudio medicina en Viena, a principios de la década de1890. Se graduó en 1894, y ejerció como psiquiatra en su ciudad natal. Fue designado en el Hospital Saint Roch, en el que hace su experiencia con pacientes que se encuentran en estados intensos de sufrimiento físico y psíquico. Prostitutas, viejos, homosexuales, reciben de él su preocupación e interés. Participa en un comité de defensa de los homosexuales perseguidos, junto a médicos alemanes y austríacos.

En un primer momento, rechazaba las ideas psicoanalíticas acerca de la interpretación de los sueños, por considerarlas carentes de carácter científico. Más tarde, tuvo también noticias de los experimentos realizados por Jung en relación a la asociación de palabras, y se decidió a realizar una visita al Burghölzi.

En 1908 conoce a Freud, con quien traba amistad rapidamente, quedando signada una intensa comunidad de vida e intereses. Fue analizado por Freud durante algún tiempo, y a poco de conocerlo ingresó a la SOCIEDAD PSICOANALITICA DE VIENA. Compartieron vacaciones y vida familiar, y Freud se refería a él como a mi hijo querido, deseando tenerlo como yerno. En 1914, en su artículo sobre la historia del movimiento psicoanalítico,escribía Freud: Hungría, tan próxima a Austria en lo geográfico y tan distanciada en lo científico, hasta ahora no ha brindado al psicoanálisis sino un sólo colaborador, S. Ferenczi; pero tal que vale por toda una sociedad. Sandor Ferenczi fue también miembro del COMITE DE LOS SIETE ANILLOS.

Durante muchos años, Sandor estuvo enamorado de una mujer mayor que él, Gizella, que estaba casada y tenía dos hijas. Estas circunstancias hacían que tuviera pocas esperanzas en el futuro de la relación, pero después de complicadas derivaciones terminó casándose con ella en 1919. Sus detractores encontrarían en esta unión y sus vicisitudes material para descalificarlo.

Freud encomendó a Ferenzi la tarea de crear la ASOCIACION PSICOANALITICA INTERNACIONAL , en ocasión del Congreso de Nuremberg. Dicha asociación debía poseer, según Ferenczi, las ventajas de la organización familiar con un máximo de libertad individual, para evitar la megalomanía pueril, la vanidad, el respeto a las fórmulas huecas, la obediencia ciega, el interés personal.... El tiempo se ocuparía de demostrarle que sus temores no era infundados. Jones, que había sido paciente suyo, más tarde se volvería en su contra, provocando una clara censura de su obra, e influiría negativamente en Freud y la comunidad psicoanalítica en general.

Sus aportes al psicoanálisis más fecundos, y también los más discutibles, corresponden a la técnica: tenía un don especial para la empatía y una singular capacidad para expresar y despertar amor. No obstante, su obra en general es destacable por su agudeza de criterio, la amplitud de los temas teórico clínicos que aborda y la libertad con que lo hace, sin caer en los dogmatismos de la época.

Como consecuencia de la primer guerra mundial, debió enfrentar un período de penurias económicas. Fue reclutado por el ejército húngaro y nombrado médico jefe de una guarnición militar. Poco tiempo antes, había fundado la SOCIEDAD PSICOANALITICA HUNGARA, que presidió hasta su muerte. En 1918, le ofrecen la primer cátedra de Psicoanálisis en la Universidad de Budapest.

Dio gran impulso a la aplicación práctica de los hallazgos de Freud, siendo uno de sus más fieles seguidores. Su producción de los últimos años se revela como parcialmente autónoma, para bien o para mal, respecto de algunos conceptos freudianos y genera una tirantez en la relación con él y con la mayoría de sus colegas. De hecho, la publicación de sus obras completas, demorada por la censura a la que fueron sometidas sus ideas, recién se concretó tras haber transcurrido varios años de su muerte.

Murió el 24 de mayo de 1933. Jones dijo que durante los últimos años Ferenzci había sufrido de delirios y otros síntomas psicóticos, lo cual revelaba la psicosis latente que siempre había sospechado en él. Sin embargo, los colegas que lo acompañaron hasta el final, entre los cuales se encontraba Michel Balint, desmintieron tales afirmaciones: Ferenczi falleció a consecuencia de una larga enfermedad, el síndrome neuro-anémico característico de la enfermedad de Bermier, que le iba a producir una mielitis ascendente y, de esta manera, iba a dar fin a su vida.